miércoles, 23 de mayo de 2012

Lutxanako Jaiak


Iñaki Zarraoa
Getxoko Txistu Ikaslea
Getxo eta Bilboko Musika Eskolek oso maixu eta maistra onak dituzte, maixu eta maistrak ondo erakusten dutelako eta maixu eta maistrak bere musika tresnarekin oso trebeak direlako.Nik batez ere gure Txistu irakaslea den Juanma eta ofizio bera Bilbon duen Jasone ezagutzen ditut eta makinak bezalakoak dira ekintzak antolatzen. Halaxe joan ginen larunbatean beraiek bizi diren Barakaldoko Lutxana auzoko jaietara, apirilaren 21ean.

Kotxez inguratu ginen eta laster ikusi genuen gure musika eskolako batzuk ez zirela etorriko (bederatitatik hiru egon ginen), batzuek aldez aurretik abisatu zutelako eta beste batzuk han agertu ez zirelako. Bilbokoak berriz ugari. Norgehiagoka izan balitz galtzaile irtengo ginateke, ziur, baina hura ez zen gure arteko borroka, egitasmo komuna baizik: ondo pasatzea, ahalik eta ondoen jotzea eta bertako jendea abestzen eta dantzatzen jartzea.

Maixu-maistra jatorrak, baina, kalean egoten direnean, ez hain kontrolatuak. Batzuetan buruz eta gehienetan eskuan partitura harturik, egun lasaia izango genuelakoan geunden, baina, bai zera! Batzuetan ondo prestatuta ez genuen zerbait jo behar izan genuelako, beste batzuetan gure irakasleek abiada itzela ezarri zutelako, edo oinez eta batera txistua jotzen ohituta ez gaudelako edo … hantxe ibili ginen batzuk arnasestuka, haizea hartu eta botatzeko zailtasunez beteta.

Azkenean, hala ere, bizi izan genuen giro ederrak guri ere poz handia eman zigun eta oso ondo eman eta amaitu genuen goiz-eguerdi-arratsaldea (izan ere, arratsaldeko lauretan abiatu ginen gure etxeetara, baratxuri zopa ederra taberna batean hartu ondoren).

Datorren urtean, gehiago ikasita, berriro agertuko gara Lutxanan gure bi fenomenoek halaxe planteatzen badigute. Orduantxe arte lutxanatarrok!

Juanma, nuestro profesor de Txistu en Getxo, y Jasone, la profesora de Bilbao, son tan dinámicos que no pierden ocasión para montar algarada participativa en cualquier lugar de la geografía vasca. Y, ¡como no!, no podían fallar en las fiestas de su barrio. Sí, porque los dos viven en Lutxana- Barakaldo (¡jolín!).

Así que el pasado sábado día 21 los y las txistularis de Getxo y Bilbao estuvimos citados a las 12:45 h. en el centro de Lutxana. De nuestra Escuela íbamos a ir nueve más Juanma, pero al final, por imponderables (alguno de ellos todavía no muy aclarado) estuvimos solo tres dispuestos a tocar lo que a nuestros profes les viniese en gana.

Suelen ser kalejiras con sorpresas, a donde vamos, dicen, a aprender, a aprender rápido. No se si eso que se dice es verdad, pero tocar, lo que se dice tocar, se toca a toda velocidad. ¡Estos profes, tan calmados en las clases, pero tan encendidos en la calle, no se dan cuenta de las dificultades que tenemos sus alumnos (algunos más que otros) para seguirles, para leer la partitura y acertar con la nota antes de que se haya escapado el tiempo que le corresponde! ¡Menudos sudores fríos que solemos pasar con ellos, cada vez más lanzados, más y más rápidos! ¡Menos mal que de vez en cuando aparecían peticiones para que tocáramos canciones más tranquilas que contaban con la participación de los y las cantantes que nos acompañaban!

Oye, pero de maravilla. Nos lo pasamos en grande, alegramos a muchas personas que nos oían, pusimos a cantar a un grupo muy majo de gente, bebimos y comimos con moderación y muy a gusto por los bares de la zona. Tocamos rápido, muy rápido. ¿Mal o bien? Y seguro que aprendimos algo. Pero, sobre todo, disfrutamos un montón.

1 comentario:

Juanma dijo...

Eskerrik asko Iñaki zure blog sarreragatik eta zure hitz politengatik. Es verdad que nuestro departamento realiza un gran esfuerzo por crear actividad fuera de la Escuela porque realmente siente la necesidad de haceros vivir la música; de que podáis compartir vuestra música en la calle a pesar de vuestros nervios y de vuestros miedos; de que podáis relacionaros con otros grupos que al igual que vosotros sufren, se alegran, disfrutan... con la música que producen.
Porque la música se crea para ser interpretada y escuchada, y ser sentida y ser disfrutada... si es en buena compañía, “genial”. Lutxana, nuestro barrio, guarda mucho de ese calor y de ese olor a fiesta auténtica, a cuadrillas que comparten ganas de convivir y de divertirse. Sabemos que lo pasáis mal, nerviosos pensando que no llegáis a dar el callo. Pero lo dais, seguro, además de que también es verdad que la calle es la mejor escuela, donde más rápido se aprende.

A mí también me apena no haber reunido a todos los citados, pero sobre todo porque se perdieron una buena ocasión de disfrutar con el txistu y con los pintxos ¡qué buenos! Que gracias a la familia “De Miguel” y de forma totalmente desinteresada nos alegraron el estómago.

Ya solo me queda agradecer una vez más a Jasone y a todo su grupo por el empeño y las ganas que le echan. Yo también disfruté un montón. Eskerrik asko!!!!

Se ha producido un error en este gadget.